Varones enojados y lucha de clases: los precipicios que debemos evitar

Arroja unas rosas en el abismo y di: “¡He aquí mi agradecimiento para el monstruo que no consiguió tragarme!” 

Friedrich Nietzsche – Fragmentos póstumos

Al pensar algunas cuestiones más detalladas en el devenir de cierta lucha feminista (siempre que hablo de “lucha feminista” lo hago en términos de ética, de erótica, de estética pero nunca de épica, por favor) que se viene dando y que viene creciendo en Argentina en el contexto de una cantidad de iniciativas y hechos más o menos mediáticos como las marchas #NiUnaMenos, el Primer Índice Nacional de Violencia Machista, el Encuentro Nacional de Mujeres, e inclusive algunas relecturas del Manifiesto Scum, aparecen instancias del debate que comprometen los fines pero sobre todo comprometen los medios: temas como la necesidad o no de participar a los “varones” de los debates y acciones de militancia terminan entroncándose en discusiones más generales  y antiguas como lucha de clases y patriarcado.

Que aparezcan estas discusiones parece alentador: fuera de los espacios de militancia, el debate  también se va refinando (no es algo lineal, por supuesto, y todavía tenemos que lidiar con expresiones que suenan arcaicas).

Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario, Argentina (2016): Hombres “protegen” una iglesia de las mujeres… ¡Rezándole a una mujer!

Sin embargo, así como cerca de la competencia el atleta debe cuidar al máximo su dieta y su fortaleza mental, que el debate vaya adquiriendo matices es ante todo un desafío. Así, debemos decidir algunas cosas, por ejemplo si queremos incluir a los varones en nuestros debates y luchas, si queremos “explicarles” algo, y en última instancia, si creemos que ellos lo necesitan.

Yo opino que no. Creo por un lado que los varones adultos son absolutamente capaces de desaprender el patriarcado, de formarse y de entender la gravedad de la situación por sí solos. Este proceso se impone, incluso, como un deber moral para ellos, si existiera tal cosa.

Y pienso, por otro lado, que las energías del debate se aprovechan mejor al ser invertidas en discusiones entre mujeres, al menos en este momento. Prefiero, como me gusta decir, urdir estrategias entre mujeres, armar o formar parte de pequeñas manadas de contención, ideas y humor: no tanto por considerar que puedo “enseñar” algo a mujeres con la conciencia “dormida”, sino porque la discusión con mis pares me ayuda a pensar y me parece mucho más provechosa que la discusión con varones –esto refleja experiencias absolutamente personales.  Este texto, de hecho, surge a partir de un breve intercambio con mujeres que detestan la idea de “feminismo sin hombres” (cosa que me parece conceptualmente imposible) o que privilegian la lucha de clases por sobre las luchas de género. Quiero decir: también estuve charlando al respecto vía redessss socialessss con algunos varones y, comparando, su perplejidad bienintencionada me resultó mucho más aburrida y estéril que las objeciones insistentes de las mujeres que me discutieron. 

Efectivamente, el debate con varones que con las mejor voluntad “piden explicaciones” sobre el feminismo y reclaman que se los incluya suele ser algo frustrante. Hay una cosa un poco necrofílica en debatir cuestiones de feminismo con un varón que no pudo desmontar solo el patriarcado de su discurso y que nos reclama que le enseñemos, que le mostremos. No nos lleva a un lugar de riqueza ni de aprendizaje y muchas veces implica someterse a cuestionamientos poco fértiles. Lo resume bien Cecilia Winterfox en su texto “Feminists are not responsible for educating men”:

“Recently, I politely declined to debate with one such baffled male friend, who followed up by sending me some well-intentioned advice on how I could be a more effective feminist. Having never thought much about feminism before, he said, he just didn’t find my social media postsappealing. Too shouty and academic. What I needed was to explain things in a way thatappealed to men.

Considering himself as the sort of bloke who “could be part of the solution”, he helpfully sent me a link to a twelve-minute TED talk which contained, in his words, “a basic yes/no test” for misogyny together with proposed steps to solve the problem. In an impressive gesture of hubris, he suggested the next time I was asked to educate a man who was genuinely trying to learn about feminism, I forward this snappy sound-byte resource he had just found for me.”

***

Me gusta pensar esto a partir de un esquema de Opresores y Oprimidos: ¿conversarían los esclavos africanos con sus amos para “convencerlos” de que querían ser libres? ¿Tienen los patrones voz y voto en las asambleas de los obreros en huelga? ¿Necesitan las mujeres convencer a los varones semi concientes de sus privilegios de apoyar su lucha, al menos en esta etapa de “despertar” donde lo urgente es “sumar aliadas”?

falo

Tuiterrrrrrr

Entiendo que los niveles de opresión son complejos y diversos y que no tienen una forma lineal. Sin embargo, eso no invalida que, por ejemplo, el patriarcado sea previo a la aparición del capitalismo y que, por otro lado, las mujeres tengamos la libertad de elegir nuestra batalla. Es un error gravísimo pensar que las feministas por feministas desestiman otras luchas porque justamente lo que ocurre es lo contrario. El feminismo atraviesa y sobre todo es atravesado por la lucha de clases, por la lucha contra el trato capitalista y patriarcal hacia otras especies, las campañas contra los estereotipos machistas que afectan también a los hombres, etc.

Quienes privilegian la urgencia de la lucha de clases por sobre la lucha feminista suelen argumentar que el varón también está oprimido, lo que es cierto. Sin embargo, no entiendo cómo se puede esgrimir este argumento sin recordar su otra cara: la ya trillada y no por eso menos dolorosa doble condición de opresión de la mujer: opresión de clase y opresión de género (para decirlo en términos conocidos por todos). ¿Cuáles son los alcances de decir que esa doble opresión consiste, en realidad, en opresión de género y opresión de clase? Diría un poquito en lenguaje radfem wikipedia neutral que “el patriarcado es la forma primaria de dominación e inclusive y por qué no, el modelo para las sucesivas formas de opresión que surgieron a lo largo de la historia.”

¡Atención a estos!

Un buen ejemplo de la mayor opresión de las mujeres en relación a los varones tendrá lugar el próximo miércoles 19 de octubre en ocasión del #ParoNacionalDeMujeres. ¿Cuántas de nosotras verán sus derechos a la protesta respetados si declaran en sus empleos que se ausentarán por adherirse a este paro? ¿Cuántos sindicatos informaron y se sumaron a esta iniciativa? ¿Cuántas mujeres nos veremos obligadas a protestar simbólicamente vistiéndonos íntegramente de negro o haciendo sonar bocinas o cacerolas porque no podemos permitirnos el día descontado de nuestro sueldo? Aún peor: ¿de dónde surge la necesidad de plantear, recién surgida la propuesta del paro, protestas simbólicas y alternativas para las que no puedan ir? Surge de la diferencia de escalas en el grado de opresión entre varones y mujeres.

barbi

En esa diferencia de escalas, muchas encontramos un motivo para el combate y no para la relativización de la acción y la lucha del feminismo. Entiendo que haya varones que insistan en negar y desconocer estos matices. Ahora bien, su opinión no es necesaria por el momento más que para recordarnos la eficacia mortal del patriarcado para penetrar hasta los espíritus más virtuosos. Gracias a eso podemos ver los precipicios que debemos evitar mientras caminamos. 

Que cada vez más mujeres puedan problematizar su propia condición, en cambio, me parece un buen objetivo, mucho más redituable en términos de estrategia. 

paro

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s